Espiritualidad Salesiana

 

Nuestro colegio esta a cargo de Las Hijas de María Auxiliadora, quienes forman parte de la Familia Salesiana que actualizan en la historia, de distintas formas, el espíritu y la misión de Don Bosco.

 

Don Bosco inspiró el principio de un amplio movimiento de personas que de diferentes maneras trabajan en favor de la juventud.   Él mismo fundó, además de la Sociedad de San Francisco de Sales (Salesianos de Don Bosco), el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y la Asociación de Cooperadores Salesianos.

 

Incluyendo estos y otros grupos que han surgido en distintas partes del mundo, la Familia salesiana comprende hoy 22 grupos oficialmente reconocidos que cuentan con un total de 402.500 miembros.

 

Estos grupos viven en comunión recíproca, compartiendo el mismo espíritu con una vocación específicamente distinta, prolongando la misión que Don Bosco empezó.


El carisma de Don Bosco continúa inspirando a personas de buena voluntad. Hay actualmente otros 26 grupos que piden formar parte como miembros de la Familia Salesiana. 

 

La familia Salesiana cuenta con el inmenso regalo de Dios de varios santos y beatos, que han vivido como verdaderos discípulos del Señor, y en los cuales la iglesia nos propone un ejemplo a seguir.

Santidad

 

El sistema pedagógico de Don Bosco, que los Salesianos y las Hijas de María Auxiliadora aplican desde su fundación, ha dado durante más de 150 años frutos casi inesperados, ha formado héroes y santos, hombres y mujeres que permanecieron desconocidos pero extraordinarios en lo ordinario.

 

La santidad no es obra nuestra, sino participación gratuita de la santidad de Dios, por lo tanto es una gracia, un don antes de ser fruto de nuestro esfuerzo, objetivo de los propios programas. Indica que toda la persona (mente, corazón, manos, pies) es introducida en la esfera misteriosa de la pureza, de la bondad, de la gratuidad, de la misericordia, del amor de Jesús.